Rhodes y Herlop – Fire everywhere

De nuevo me atrapa una autobiografía. De nuevo me fascinan las sinceras confesiones sobre los miedos, dudas, angustias de los seres humanos. De nuevo me engancha un libro del pianista británico afincado en Madrid James Rhodes. Esta vez se trata de Fugas o la ansiedad de sentirse vivo. Su título original, Fire everywhere.

Lo sé, lo sé, este domingo me tocaba publicar un post sobre mis descubrimientos favoritos de junio, pero he decidido concentrarme únicamente en el que ha sido mi libro preferido de este mes, que, de rebote, habla de otro de mis apartados predilectos de esas listas, la música.

Ya me había apasionado el primer libro autobiográfico de Rhodes, Instrumental: memorias de música, medicina y locura (Instrumental. A memoir of madness, medication and music). Lo leí hace un par de años y recuerdo que me daba miedo empezarlo porque sabía que el autor hablaba en él de las violaciones sistemáticas a las que su profesor de gimnasia le había sometido desde los seis a los diez años. Pero me arriesgué y gané. El libro me emocionó en varias ocasiones y, curiosamente, no sólo por lo terrible de los abusos, sino por cómo Rhodes transmitía su pasión por la música clásica que, según reconoce, es lo que le salvó la vida.

En ambos libros Rhodes se sincera ferozmente contando cómo lidia a diario con sus neuras. Aquellas que son secuelas de su brutal experiencia pasada, pero también esas que todos sufrimos comunmente. Muestra en Fugas lo bien que se conoce y como va aceptándose cada vez más y llevándose mejor consigo mismo, hasta el punto de reconocer que probablemente si no hubiera pasado por la horrorosa experiencia por la que tuvo que pasar de niño, no estaría hoy donde está. Rhodes es realmente admirable, un gran ejemplo de autosuperación que demuestra que aprender a observarse y reconocer y aceptar lo que uno siente en lugar de huir de ello es una baza a favor para encontrarse a gusto en la propia piel; en su caso de apagar el fuego que me rodea, y ser libre.

Otra de las cruzadas en la vida de Rhodes, además de hacer visible el problema de los abusos sexuales infantiles, es la de hacer llegar la música clásica a todo el mundo y evitar que ésta se perciba como elitista. Rhodes transmite tan bien su pasión por ella que a uno le apetece escuchar con atención todas las piezas de las que habla en sus libros para tratar de descubrir las historias y sentimientos que cuenta que los compositores de las obras pretendían transmitir con cada una de sus notas.

Desde luego la música es mágica. Estoy segura de que todos hemos experimentado en cientos de ocasiones cómo puede acompañar y mejorar nuestras emociones, transportarnos a otros mundos y descubrirnos sensaciones que no esperábamos. La música logra sin ningún esfuerzo (re)movernos por dentro a la vez que conectarnos con nuestro interior más escondido.

Por otra parte, Rhodes menciona en Fugas a una chica barcelonesa que iba a ser (y ha sido) el primer fichaje de su productora musical, Instrumental Records. He descubierto que se trata de Marina Herlop y tanto ella como el idioma inventado en el que canta me han enamorado. Por lo visto la chica está on fire. Se podría decir que acaba de empezar su carrera y ya ha actuado en el Primavera Sound. Reconozco sin embargo que al escuchar su música siento algo muy raro que aún no sé describir. Es como si no me acabara de gustar del todo lo que oigo, pero, a la vez, me sedujese totalmente.

Os linkeo aquí un vídeo que me ha parecido muy interesante que he encontrado en su canal de Youtube. Es un teaser de Babasha, su segundo álbum. En él se la ve tocar de jovencita y se la oye llorar contando lo mal que le ha ido en una audición y expresando lo que para ella NO es la música.

Yo mientras voy a escuchar más composiciones suyas para ver si logro deducir por qué me despierta esas emociones tan contradictorias. Si descifro el misterio es muy probable que os lo cuente. Seguid atentos ;o)

¡Feliz julio!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: