Vacaciones de mí misma

Necesito vacaciones de mí misma. Cuánto trabajo y cuánto tiempo me lleva ser yo, intentar hacer todas las cosas que quiero hacer. Le he pedido al Universo -por si funcionan estas cosas- una semana de vacaciones con todos los gastos pagados (quizá me he pasado un poco con el deseo). De todas maneras, sé que no voy a poder ni querer descansar de mí misma del todo, así que ahora tengo miedo de que el Universo cumpla mi deseo a rajatabla y acabe teniendo un accidente que me lleve a estar en un hospital sin poder leer, escribir, dibujar y ¡sin tener acceso a internet! durante una semana y con todos los gastos pagados por la Seguridad Social.

No me apetece dejar de querer hojear mil revistas, leer y escribir mil libros, aprender y probar mil cosas nuevas, ver mil películas (menos mal que, de momento, no soy también de series, si no ya me habría dado un colapso). Soy y quiero seguir siendo así. Soy la secretaria de este espíritu que me habita y agota. Y me encantaría continuar haciendo caso de sus sugerencias, pero voy a tener que empezar a tomar cartas en el asunto para sosegarlo un poco.

En realidad, siempre he creído que con un poco de organización se puede llegar a todo; que no hay que sacrificar cosas que a uno le gustaría hacer, sino saber encajarlas en un horario que, por supuesto, habría que respetar. A mí los horarios me suelen funcionar muy bien, pero últimamente he aumentado tanto las tareas que he incluido en él, que me va a tocar volverme algo más realista.

Debería:

1..- Conocer realmente cuánto tiempo quiero invertir y/o cuánto tiempo me lleva hacer cada una de las tareas escogidas.

2.- Darme tiempos sensatos entre tareas para que no se me desmonte el horario de inmediato.

3.- Aprender a entregarme completamente a lo que ‘toca’ hacer y olvidarme de todo lo que vendrá después.

4.- Aprender a dejar ir. No puedo comprometerme con tantos quehaceres.

En este aspecto, he decidido probar a tomarme vacaciones este mes de algunas de las tareas, supuestamente secundarias, que he ido acumulando durante el año. De esta manera, podré ver qué me va pidiendo el cuerpo a medida que pasen las semanas, es decir, cuáles echo de menos y a cuáles me queda claro que no quiero seguir dedicando mi preciado tiempo.

En el post de Mis favoritos de mayo’ hablé del libro ‘Biografía del silencio’, de Pablo d’Ors. Al principio me costó comprender por qué hablaba de no perseguir experiencias, ya que yo siempre me había descrito como una buscadora de sensaciones nuevas, pero finalmente entendí (no sé si correctamente, pero a mí me sirve haberlo interpretado así) que no hay que forzarse en buscar actividades y situaciones nuevas continuamente, pero que si la vida te las presenta, hay disfrutarlas al máximo.

No, si la teoría ya la conozco, pero de momento mi curiosidad gana a mi serenidad. Aspiro a equilibrarlas. No creo que nunca deje de sondear tal o cual cosa si oigo de ella que es fantástica, pero espero aprender a ser más exquisita escogiéndolas, a tener más claras mis prioridades y a respetar mi tiempo, mis tempos y también mis momentos de no hacer nada.

Aunque, un momento, ¿qué significa no hacer nada? ¿Cuenta mirar Instagram, hojear revistas, ver la tele y leer? ¿Y meditar, dormir, pasear, tomar el sol y bañarse en la playa? ¿Es no hacer nada estar sentado al fresco mirando la gente pasar o solo si no hubiera gente a la que mirar se podría considerar no hacer nada? Imagino que la clave está en hacer cosas sin sentir que las hacemos por obligación, es decir, como solemos hacerlas en vacaciones, porque sí, porque nos apetecen y sin ajustarlas a horarios.

¡Felices días de no hacer nada! Aunque también (no puedo evitarlo), ¡Felices horarios cumplidos!

Anuncios

Un comentario sobre “Vacaciones de mí misma

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: