Mis favoritos de abril (2018)

¡Hola-hola! Ha llegado el primer fin de semana de mayo y con él mi post sobre mis favoritos de abril. Aquí están:

* Frase: La acción más pequeña es mejor que la intención más grande (Newsletter de El arte de vivir)

* Sensación: El reencuentro con el marinero tras habernos visto sólo dos días en dos semanas y media debido a diversas circunstancias. Al hablar con él sentía mariposas en el estómago como si fuéramos una pareja de novios adolescentes que empezaran su relación.

* Películas: Escojo dos:

Call me by your name (2017), por lo delicada y bella y esa sensación de los veranos larguísimos de mi infancia que me encanta que me hagan sentir de nuevo. Timothée Chalamet, el actor veinteañero me pareció espectacularmente bueno; se va a comer el mundo.

Gorrión Rojo (Red Sparrow, 2018), en la que nada es lo que parece… ¿o sí?

Las películas de Jennifer Lawrence no suelen defraudar. ¿Habéis visto ya el delirio de Madre! (Mother!, 2017)? Tuvo sus fans y sus detractores. A mí me encantó, pero no he oído/leído que nadie haya hecho la analogía entre la casa de los protagonistas y la ‘Madre Tierra’ que yo interpreté. Sigue leyendo “Mis favoritos de abril (2018)”

Anuncios

¿Te atreves a descubrir tu luz?

¿Te atreves a descubrir tu luz y a compartirla? Si no exactamente ésta, una propuesta muy similar pronunció Veronica Blume en la segunda parte del taller de chakras que impartió el pasado sábado 27 de mayo. Fue una pregunta que me marcó y que en realidad llevo haciéndome muy a menudo estos últimos tres meses con la intención de entregarme por fin a la escritura, algo que llevo queriendo hacer desde hace años. Me parece una cuestión tan inspiradora como retadora. ¿Por qué será que nos da miedo descubrir nuestros talentos, dejarnos poseer por nuestras pasiones y abrirnos al mundo y compartirlas si parece que sea lo más lógico? Sigue leyendo “¿Te atreves a descubrir tu luz?”

Octubre, el nuevo septiembre

Ya pasó septiembre, está aquí octubre y aun no he puesto en marcha ni uno de los propósitos que me había marcado para este nuevo año (léase natural o escolar). Sí, los procrastinadores, los que sabemos distraernos con cualquier nadería, ya sabemos que los propósitos no son sólo para enero. Tenemos otra oportunidad de convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos en septiembre, el mes que nos ofrece a tantos intentar aprobar de nuevo nuestras asignaturas pendientes. Sigue leyendo “Octubre, el nuevo septiembre”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑